sábado, 28 de marzo de 2009

ECOS DE OSCAR WILDE



Hace instantes me dí cuenta,a la izquierda del auto con reflejos de pasado grandioso pero descargado y sin funcionar, yacía una paloma muerta.Nada fue casual...nadie la levantó...ni yo...Hace instantes recordé aquel viejo cuento del príncipe feliz y la paloma...la que se quedó en el invierno siendo sus ojos ya él le había ordenado que se los arrancase ,esperando que el ángel cumpliendo la orden del Señor recogiera de la tierra lo más valioso,el cuerpo muerto del ave y aquel pedazo de chatarra...Nada es casual.Mis respetos y mi admiración Sr. Oscar Wilde.
borrador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails