viernes, 27 de marzo de 2009

LA FLECHA ENVENENADA

Salió de tu boca una tarde
la recibieron mis oidos no tan sordos.
Salió de mi boca algún día
y...
las palabras atentaron
contra lo que nosotros soñamos
las dudas horadaron
la verdad enunciada
cavaron muy profundo
mi corazón petrificado.
El verdadero amor no mata,
las palabras pronunciadas
no las lleva el viento,
solo agudizan la herida
de una acusación de mentira.
Palabras necias , maldita sea mi memoria
me niego a cerrar una historia
por verbos infames
por circunstanciales de estado,
de lugar y de tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails