miércoles, 22 de julio de 2009

Un cuento frío

Cumplió el otoño y poco a poco comenzó a transformarse.
Usaba mucho abrigo y siempre tenía frío.
Nadie se percataba cuantas prendas superponía.Su cuerpo esbelto y muy delgado no la delataba.
Comenzó el invierno y una palidez de luna pintó su cara.
Nadie se percataba...
Hacía meses que evitaba el contacto.No dejaba que vieran ni sus pies ni sus manos.Tapaba su cuello con pañuelos de seda.
Hasta que un día,con una mirada extraviada,salió de la casa hacia aquella plaza de pueblo.
Era domingo y estaba bastante concurrida a pesar del frío.
Se paró sobre un viejo banco y comenzó a desnudarse.
Poco a poco sacaba las capas de prendas que la cubrían,a la vez que su cara comenzaba a mimetizarce con el resto del cuerpo que iba dejando al descubierto.
Ella sacaba cáscaras.
Atónitos vieron a aquella mujer.
El cielo estaba nublado...cayó sobre el césped escarchado la última prenda que tenía ...
Sobre el desvencijado banco se erguía esa bellísima mujer transparente y helada.
Se acercaba más gente del pueblo a la plaza.
Los recién llegados creyeron que era un bloque de hielo exquisitamente tallado y se maravillaron.
Un rayo de sol hizo brillar ese cuerpo transparente y desnudo y se desprendieron pequeños arcoiris en un dejo de última creación.
Alguien se acercó y murmuró dos palabras ... "DESEQUILIBRIO MENTAL"...
En ese instante, se quebró en miles de fragmentos el bloque de hielo, transmutando en un buen puñado de granizado ideal para una noche de tragos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails