viernes, 14 de mayo de 2010

Cuando imperan los sentidos VII

En la agresiva placidez de un domingo de otoño,

de este mediodía en Buenos Aires,

intento buscar no se qué en mi máquina…

Frente a la pantalla, siento calor en la espalda…

Son los rayos de sol que se cuelan

a través de mi persiana baja…

Y no vienen solos…

De repente el olor de esos pequeños panes,

que Albina horneaba…

Siento el olor y de repente,

tengo sus manos en mis manos

y las beso.

Sus enormes ojos turquesas me miran...

Y se le cae una lágrima…

Ella ahora está acá a mi lado, con su pelo tan blanco.

Mas debo dejarla partir aunque no quiera…

A mi derecha la mesa del comedor ,

por unos instantes es la de su la cocina en Belgrano,

y sobre ella, restos de masa…

Y de repente estoy en el patio.

Corrieron el toldo por el implacable sol de la tarde.

Y vivo este momento y lugar donde las plantas del enorme cantero son una selva.

Mi triciclo…un caballo.

Días de epopeyas por mi imaginación inventadas…

Y asoman visiones…


Recuerdo los círculos de luces,

que por el toldo se filtraban.

Bendiciones para el alma?

Era tan pura en ese entonces…


Hoy los rayos intentan filtrarse por una persiana,

de un departamento,

y les temo ,

temo que lastimen mis ojos.

Son ojos cansados.

Fueron tantos veranos…

Y el calor de mi piel bronceada.

Piel seca y ahora ajada.

Y tengo el mar aún en la mirada.

Aquel acantilado…

La arena de tantos años…


Y de golpe reacciono

y me doy cuenta que no estoy más en el patio de Belgrano…

Es la playa, es el océano que me llama.

Son los orígenes los que claman,

Son mis raíces las que gritan agua…

Y puedo sentir las olas golpeando mi cuerpo.

y estremecerme con el frío del agua…

Luego acostarme sobre la arena cálida.


Son contrastes…

Sensaciones vivas.

Imágenes , olores y sonidos.


En este instante susurra el ruido del mar...

Enloquezco?

Me da miedo.

La brisa acaricia mis labios adormecidos…

Es tan real…

Y rompe la magia el sonido de un colectivo…

Y una moto.

Menos mal… me astaba asustando…

Y sin releer el texto,

me doy cuenta que abrí la pc para buscar nada…


La pantalla en blanco,

el silencio de la casa…

Cierra el círculo.

Eran los recuerdos los que me buscaban.

Eran los sentidos que por mí clamaban…

Hoy usaron la este blanco soporte, mis manos y el teclado,

para hacerme leer clarito,

esto que escribo.

Que AUN ESTOY VIVA.

Que soy MUJER,

Que SIENTO,

y ,

que a pesar de todo y de todos

aún tengo ALMA.

4 comentarios:

  1. Hola Graciela , lo que escribiste me dejó un sensación bastqnte familiar ....la vida es así un círculo que gira todo el tiempo , en un momento podes estar muy abajo, en otro en tu mejor estado pero tu esencia o alma como la quieas llamar siempre va a estar con vós , a mi me parece que todo es un aprendizaje , la cuestión es no dejarse llevar por esos estados como decía la canción de Pink Floyd " confortablemante adormecido" , bueno no quiero delirarme más..
    esta bueno lo que escribiste
    te amndo un beso
    Marcelo Insúa

    ResponderEliminar
  2. Y defendela. Defendé el Alma con uñas y dientes!
    Allí moran esos ojos turquesas, esos aromas, los recuerdos maravillosos. Allí siempre podrás escapar cuando el mundo te muestre la peor de sus caras.

    Hay quien deja que hagan trizas ese lugar Sagrado, mas luego, no hay nada más, Querida Amiga. He allí la razón para cuidarla como leonas!

    Mi fuerte Abrazo!!!

    PD: si vino de flapper el disfraz para la fiesta quiero fotosssss!!!! Divertite todo!!!

    ResponderEliminar
  3. Hermosísimo, me emocionaste y sólo puedo decirte que sos mucha mujer y mucha alma. Un abrazo. Magda

    ResponderEliminar
  4. Sigo tus letras también, desde Primerizos sin afán.

    Escríbeme: korvan7@gmail.com

    "Eran los recuerdos los que me buscaban"

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails