viernes, 21 de agosto de 2009

EL HOMBRE SIN COJONES

“La vida siempre pega y hay idiotas que solo viven para poner constantemente la otra mejilla.”

EL HOMBRE SIN COJONES

Es el hombre sin bolas, no lo confundan con un boludo…



Un hombre sin cojones es una heladera que no enfría a la que se le pudren los alimentos.
Un hombre sin cojones es un perro que no ladra, un lobo que no aúlla.
Es como el león que solo ruge durmiendo la siesta al sol mientras la hembra sale decidida de cacería para alimentar a la manada.
Un hombre sin cojones es también un cachorro salvaje aún no destetado.
Un hombre sin pelotas es una promesa demasiado abstracta.
Un hombre sin cojones es un certificado de tristeza a largo plazo.
Es un idiota que vive y goza cuando lo lastiman.
Es un enfermo que no toma sus remedios por miedo a estar sano.
Un hombre sin cojones es el que no toma decisiones.
Es un títere de las circunstancias.
Es el pobre tipo incomprendido por la sociedad.
Es el que mira el juego y nunca apuesta.
Es el eterno espectador que se niega a ser protagonista.
El que siente culpas si algo lo hace feliz.
Es la víctima eterna de lo que fuese.
Es el que cuando se cruza con la vida…pasa por un costado.
Es el eterno enamorado.
Es el que recoge la basura y las miserias ajenas y las lava.
Es el comodín de varios, el artista reprimido, el bufón de las fiestas.
Es la sed eterna en el desierto, es la espera vana…
Es un hombre sin cojones el que va donde lo basurean para tener algo justificable para sufrir.
Es el eunuco de un harem que se cree el jeque.
Es el que nada en el lodo.
El que se hunde en su pantano.
Es el artista escondido, el pintor que no expone, el escritor que no publica.
Es el que teme vivir, el que se ahoga en un vaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails