martes, 13 de noviembre de 2012

UNA NOCHE EN SAN ANDRES


Su andar pausado y cálido meciéndose en la noche mimetizado con el ondular permanente de la marea de la isla. Sus rastas desprolijamente alineadas, sus lujosos andrajos, la piel oscura y ajada, los ojos...
.Los ojos dos corales negros , redondos, extraídos de lo más profundo del mar , pulidos por la vida brillaban.
 Las latas de gaseosa con semillas se movían al son de la melodía que entonaba en sus ajadas manos.
El hombre iba mesa por mesa respetuosamente, saludando e intentando esquivar algunas miradas de rechazo y prejuicios mientras trataba de recibir algún dinero capaz que para que coma su cuerpo o descanse su mente con alguna hierba....Quien sabe y a quién debería importarle que hace con esas monedas que recibe...Esa maldita costumbre de querer juzgar a los demás...
Las caras de rechazo, que provocaba su presencia en el elegante café con mesitas frente al mar Caribe eran devueltas con una sonrisa y una frase que repetía sin cesar intercalándola con la melodía que canturreaba.
-Dólares? Millones?jajaja Soy el hombre más rico de la isla! El mas rico soy yo!-
Y lo era, definitivamente,lo era.
Fueron tan solo unos instantes en que cruzamos una mirada,mis ojos vieron lo que El quiso mostrarme, sus vestidos eran fastuosos, su capa bordada de hilos de oro, preciosas perlas y esmeraldas,no llevaba corona,mas  su cabeza estaba rodeada de un aura tan pero tan dorada...Bajé la mirada ante la de El,me pareció ofensivo darle dinero y no lo hice porque sentí que a mí no me pedía nada.El me estaba dando en ese preciso instante envuelto en esa mirada ,un puñado del tesoro que nadie veía ni jamás tendría....
Cuando se retiraba ,se detuvo a unos metros , volvió a mirarme con sus ojos negros ,tan negros como esa noche de cielo aterciopelado donde la luna preñada , redonda y plena la luz reflejaba vertiéndola amorosa sobre la escena , me miró y repitió nuevamente...

-Saben quién es el hombre más rico de la isla? Yo.
Dólares, oro , billetes? Quieren millones? Tengo todo
Soy el más rico de San Andrés!-
Y se fue alejando canturreando y meciéndose al ritmo de un reggae desconocido por mis oídos sordos, dejando tras de si una estela de la espuma de su aura sobre el paisaje y las mesas de ese elegante y aromático café.

Mis ojos húmedos conteniendo un maremoto de emociones fueron objeto de un...
 -Qué te pasa?-
Cómo contestar lo inexplicable...Como decir que ese hombre andrajoso vestía ropajes y alhajas de rey,que pude verlo, que nada de lo que alguien allí poseía El necesitaba,que no había billetes en el mundo que pudiesen comprar lo que El poseía y que a cambio de nada me permitió ver...
Porqué a mí?
Se humedecen mis ojos al recordarlo.
Ahora sé , o tal vez me permito admitir, que en ese primer instante en que se cruzaron nuestras miradas,nos reconocimos...

-Un pobre loco ehh... Cómo le dan al faso acá che – Comentario que mis oidos sordos no oyeron...

Y mientras tipeo vuelvo a escuchar su voz,
sus latas desechadas y transmutadas,
rellenas con semillas,
generando una mágica percusión.

Y veo nuevamente ,
su imágen,
de loco andrajoso
de rey fastuoso...
.
Y vuelvo a verlo meciéndose y partir .

-Ohh yeahhh ...Ohh yeaaaa ..Quieren dólares? Oro?Jajaja ohh yeahhh...Oh yeaaa!... Aquí está el hombre más rico de San Andrés...-

También recuerdo, la mañana siguiente a esa noche,en la misma silla, con un cielo diáfano y un sol pleno revolviendo con mis manos tensas y profanando los silencios de aquel paisaje calmo,haciendo ruido con la cuchara , para no verlo ni oírlo...
-Ohhh yeaaah ohh yeaaah..-

Mas todo era ya era en vano,
pues una parte de él se había quedado en en mí...

-Ohhh yeahhh ohhh yeaaahh..-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails